MANUALIDADES

ERES: Un artesano natural con predilección por las plantas para animar tu deécoración. Nada da más vida a los espacios interiores que las plantas recién salidas del jardín de la madre naturaleza. Y aunque el vivero de tu barrio está repleto de plantas de todas las variedades bajo el sol, algunas son más fáciles de cuidar que otras.

Las suculentas, una opción de fácil cuidado que prospera en el interior, son el ornamento perfecto para el horticultor que no necesita ayuda. Sobreviven bien con un riego mínimo y luz directa gracias a sus tallos gruesos y robustos, y a sus hojas carnosas que almacenan agua. Pero una vez que las tengas en casa, necesitarán un hogar propio.

CONSEJO:
Para obtener los mejores resultados, elige un material para macetas que no haya sido cocido con una capa de esmalte transparente.

Un marcador permanente Sharpie® es justo lo que necesitas para confeccionar nuestras sencillas macetas para suculentas de bricolaje. Las macetas para suculentas Sharpie son una forma rápida y divertida de añadir un color brillante y un diseño artístico para complementar el verde relajante de las plantas. Además, son fáciles de crear: ¡solo necesitas 30 minutos y materiales baratos!

NECESITARÁS:

Marcadores permanentes de edición limitada de punta finaultrafina

Macetas de cemento blanco, porcelana o cerámica para suculentas, que se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas por un poco de dinero cada una.

Plantas suculentas que se ajusten al tamaño de la maceta que seleccionaste con espacio para crecer.

Tierra para plantas en maceta

Cinta de pintor o Washi

Se requiere la supervisión de un adulto.

PASO 1: planifica algunos diseños sencillos dibujados a mano con puntos, líneas inclinadas, triángulos o remolinos circulares, lo que quieras.

PASO 2: utiliza cinta de pintor o washi como guía de líneas rectas para los patrones lineales. CONSEJO: Crea patrones alrededor de la base y el borde superior de las macetas dejando algún espacio blanco en el centro.

PASO 3: dibuja tus diseños personalizados en las macetas con varios marcadores Sharpie. Combina el negro intenso con colores brillantes y llamativos para lograr un contraste espectacular. Experimenta con el color: las macetas son tu lienzo personal.

PASO 4: déjalo reposar unos minutos para que se seque.

PASO 5: planta tus suculentas con tierra para macetas y riégalas según las instrucciones de la planta. Siéntate y admira tu obra.

PASO 6: coloca las suculentas alrededor de tu casa donde las veas y disfrutes cada día. Si no están cerca de las ventanas, basta con poner las suculentas en el exterior de vez en cuando para que reciban una dosis de sol directo.

OPCIONAL: rocía o aplica con brocha un par de capas ligeras de laca o barniz para obtener un acabado brillante y transparente. 

¡Choca esos cinco, feliz artesano! Y si te sientes inspirado y quieres compartir tu talento con los demás, crea algunas más y dáselas a tus amigos como regalos de inauguración de la casa o de la oficina. 

#descubrelasposibilidades